Acerca de Mí

A mis 40 años y luego de varias relaciones fallidas con más de 18 hombres, por fin, descubrí que soy lesbiana.

No era lo suficiente valiente para reconocerlo, o mi forma de ver la vida cambió. Conocí a mi pareja durante una conferencia en San Luis, ella es técnica en audio, y yo era una simple asistente al simposio de medicina infantil.

Leilani SandovalEn cuanto nos vimos, supimos que algo ocurría. Yo todavía no podía diferenciar las cosas que estaba sintiendo, pues nunca antes me había atraído una mujer como me atrajo ella. Era una sensación similar a la que sientes cuando conoces a alguien y sólo quieres saber toda su vida; cómo es, y sí, siendo honesta, llevarla a la cama.

De mi familia yo siempre fui la mujer solterona, la que ya no se casaría, la que nunca tendría hijos a pesar de que mi profesión como enfermera pediátrica es mi pasión más grande.

He sido criticada, señalada, rechazada y ofendida por mi propia familia luego de que supieron que comenzaba una vida en pareja con Tábata, mi hermosa e inteligente mujer.
Por fortuna, la primera vez que tuve el impulso de sentirme atraída por una chica, yo le gusté a ella, fui correspondida.

Comenzamos a salir ese mismo verano y a la fecha somos inseparables. Sé que puedo ser criticada por esto, que es poco convencional y que aún en el siglo XXI, las parejas con una preferencia sexual distinta podemos seguir siendo parias sociales; pero saben qué, yo soy feliz como nunca antes lo había sido.

Esta es una década en la que me conozco mejor y he disfrutado de mi cuerpo y mi mente; sé lo que es el amor verdadero y sé lo que es realmente sentir pasión y deseo por alguien. Lesbiana o heterosexual, qué más da, esta es mi oportunidad de vida y la viviré al máximo.

Mi pareja y yo disfrutamos mucho de experimentar cosas nuevas. Desde ir a restaurantes de comida exótica, viajar a lugares poco turísticos, leer libros de temáticas desconocidas y claro, aventurarnos a probar cosas nuevas en la cama: posiciones, trucos, juegos, palabras, roles, etc.

Ambas somos comunes por fuera, pero una vez que cerramos las puertas de nuestra habitación podemos ser quienes queramos.

Esto es lo que me gustó de El Mejor Amante.

Yo no buscaba consejos para complacer a mi Tábata, más bien, ambas buscábamos ideas para ampliar nuestras prácticas sexuales. Consejos y tips para enriquecer nuestro repertorio íntimo. Ambas como mujeres podemos ser tan emocionales y apasionadas que no pueden creer los niveles de éxtasis que solemos alcanzar con las técnicas que aprendimos en El Mejor Amante.

Este libro ha sido un gran aliado para ambas y nos gusta presumir que tenemos una envidiable vida sexual, que podemos dejar la vida en la cama por la otra, que damos lo mejor para que la otra siempre tenga el placer que merece.
De hecho, algo curioso que menciona el libro El Mejor Amante y que es cierto, es que una alcanza un nivel de comunicación corporal tan profundo, que hasta sientes que le estás leyendo la mente. Es algo verdaderamente hermoso; espero que si se dan permiso, puedan experimentarlo y más adelante compartir su experiencia luego de haber leído el libro El Mejor Amante.

Lo más importante creo yo, es que podamos ser honestos con nosotros mismos y trabajar por nuestra felicidad aunque el mundo se oponga.

Porque una vez que te das cuenta de lo que has logrado, sabes que todo ha valido la pena. Te recomiendo ampliamente el libro El Mejor Amante, así seas lesbiana, o heterosexual, ya que la sexualidad nos compete a todos, y es nuestro derecho disfrutarla con responsabilidad. Mucha suerte, hasta pronto.

Disfruta al máximo tu relación de pareja, iniciando hoy!

Cómo Hacerle El Amor A Una Mujer

Ellos Pueden Contar Su Efecto

Cómo Hacerle El Amor A Una Mujer

Fernando VillagránMi vida sexual mejoró como nunca lo imaginé…  Los consejos de este libro me han ayudado a dar placer a la mujer que amo. Ahora sé que el amor más placer es la mejor combinación!